ingredientes en cosmeticos

Así como leemos al detalle la lista de ingredientes de nuestros alimentos, deberíamos hacer lo mismo con nuestros cosméticos.

¿Pero cómo lo hacemos si la lista de ingredientes aparece con nombres tan raros?

No te preocupes y sigue leyendo porque aprenderemos cómo leer una etiqueta de cosméticos como una consumidora responsable.

QUÍMICOS EN LOS COSMÉTICOS

Muchas veces hemos leído artículos que nos cuentan de los peligros de la industria cosmética. Esto nos pone en alerta como compradores porque nadie quiere usar productos que le hagan daño, ¿cierto?

Sin embargo esto ha creado una especie de «fobia a los químicos» hoy en día, impulsada en parte por la industria verde o ecológica.

Y aclaro que estoy a favor de todo lo natural (por eso nació mi marca) pero estoy en contra de fomentar el pánico sin sustento (confieso que yo también he caído en eso).

Lo cierto es que no todos los químicos son malos y no todo lo natural es bueno para nuestra piel.

Hay que recordar que todo lo que nos rodea tiene una composición química: desde el oxígeno que respiramos hasta el agua que bebemos, incluso nuestros cuerpos o las plantas o frutas tienen químicos de forma natural.

Composición química de las cerezas. Imagen: compoundchem.com

El problema en el sector no son los químicos en general sino los químicos nocivos. Entonces nuestra responsabilidad es investigar cuáles son aquellos perjudiciales para salud.

[En este artículo puedes ver cinco químicos que podrías evitar]

Por otro lado, no todo lo natural es bueno para nuestra piel. Un ejemplo de esto es el uso de limón en el rostro (muchos lo usan para hacerse mascarillas sin saber el peligro que corren).

NOMENCLATURA INCI (International Nomenclature of Cosmetic Ingredients)

Para saber si un producto es bueno o malo debemos leer las etiquetas e investigar los ingredientes pero esto es un dolor de cabeza para muchos.

Si en este momento coges cualquier producto de cosmética y cuidado personal que tengas verás un listado de ingredientes difíciles de pronunciar o extraños, que no todos comprendemos. Esto es porque toda etiqueta de ingredientes en el mundo cosmético debe seguir la nomenclatura INCI.

Ingredientes cosméticos: siempre se listan con nombres INCI.

Los nombres INCI (Nomenclatura Internacional de Ingredientes Cosméticos por sus siglas en inglés) son nombres sistemáticos reconocidos internacionalmente para identificar ingredientes cosméticos y se basa en el uso del nombre científico, palabras en latín o en inglés.

Y son tan reconocidos que en la UE, EE. UU., China, Japón y Canadá solo aceptan nombres INCI para el etiquetado de productos cosméticos

POR QUÉ USAN LA NOMENCLATURA INCI

Cuando empecé a ver con mayor detalle las etiquetas de los productos cosméticos que compraba me quejaba de que los nombres eran muy difíciles de leer y entender pero luego aprendí qué eran los nombres INCI y su importancia.

A veces un mismo ingrediente cosmético puede tener varios nombres químicos en diferentes países por lo que el uso de un nombre estandarizado internacionalmente garantiza que los ingredientes cosméticos se enumeren de manera consistente utilizando el mismo nombre de ingrediente de un producto a otro además se minimiza la barrera del idioma para todas las personas involucradas con la industria de cosméticos y productos de cuidado personal hasta llegar al consumidor:

  • Productores de materias primas y productos cosméticos terminados
  • Organismos reguladores
  • Personal científico y médico
  • Consumidores

CÓMO LEER LAS ETIQUETAS EN UN COSMÉTICO

Los ingredientes se enumeran en orden descendente de mayor a menor cantidad presente en el producto. Hay una excepción, la regla del 1%: los ingredientes presentes en una concentración de menos del 1% se pueden enumerar en cualquier orden.

Veamos el listado de ingredientes de esta crema que afirma que tiene 1.5% de ácido hialurónico:

Ingredientes de una conocida crema antiedad.

Y vamos viendo uno a uno sus ingredientes:

  • Aqua: agua es el ingrediente utilizado en mayor cantidad para hacer este producto y es normal que sea así en cremas.
  • Glycerin: esta es glicerina que tiene un origen principalmente de grasas pero también se puede producir sintéticamente. Es altamente hidratante y emoliente es por ello que se suele usar mucho en cosmética. Este es el segundo ingrediente en mayor concentración.
  • Hydroxyethylpiperazine Ethane Sulfonic Acid (también se le conoce como HEPE): ingrediente usado principalmente para crear productos con un ph balanceado de neutro a básico. Según los diferentes organismos de revisión de cosméticos no es considerado tóxico y no hay sospechas de que sea tampoco tóxico para el medio ambiente.

    Sin embargo, hay un estudio que indica que puede generar daños por radicales libres en presencia de oxígeno (aunque no hay estudios contundentes aún relacionados a este tema y la piel).
  • Sodium Hyaluronate: El hialuronato de sodio es la sal de sodio del ácido hialurónico. No tiene riesgos usarlo sin embargo si eres vegano sería bueno conocer la fuente de este insumo. Según PETA el ácido hialurónico no siempre es vegano sino que puede ser de origen animal.
  • Ascorbyl glucoside: es un derivado soluble en agua de la vitamina C (y mucho más estable que el ácido ascórbico/vitamina C). Es seguro de usar en cosmética.
  • Calcium Pantothenate: es la sal de calcio de la vitamina B5 soluble en agua, que se encuentra en plantas y tejidos animales con propiedades antioxidantes. Es seguro de usar.
  • Chlorphenesin: La clorfenesina es un conservante y biocida cosmético que ayuda a prevenir el crecimiento de microorganismos. Muchos países, como Japón, han restringido el uso de clorfenesina en cosméticos y productos de cuidado personal dándole limitaciones de concentración.

    Y es que hay algunos casos reportados de eczema, alergia, dermatitis, etc. por el uso de productos con este ingrediente. Sin embargo, los estudios concluyen que siempre que se use en concentraciones permitidas (0.30-0.32%), es seguro de usar.
  • Dipeptide Diaminobutyroyl benzylamide diacetate: Es un tripéptido (un péptido de tres aminoácidos), una molécula bastante pequeña con un peso molecular muy bajo, lo que significa que es lo suficientemente pequeño como para penetrar fácilmente en la piel.

    Y es usado en cremas antiarrugas ya que el péptido inhibe las señales nerviosas, suavizando las líneas y arrugas profundas al relajar las contracciones musculares.
  • Disodium EDTA: es una sal disódica de edetato y se utiliza para potenciar la efectividad de los conservantes. Al ser un agente quelante, este ingrediente se une a los iones metálicos y así ayuda a prevenir el deterioro de los cosméticos o productos de cuidado personal, proteger los compuestos de la fragancia y prevenir la rancidez.

    Según algunos estudios, este ingrediente es seguro de usar en la piel pero he muchos artículos online (de blogs principalmente) que dicen que es un ingrediente tóxico, a pesar de que no vemos ninguna fuente (como un estudio científico o aunque sea citando la fuente científica)
    por lo que no puedo dar fe de su toxicidad.

    Este ingrediente por otro lado puede tener un impacto en el medioambiente. Al ser un agente quelante, puede ser usado en diferentes industrias, entre ellas la de la industria láctea.

    La Universidad de Waikato en Nueza Zelanda, se hicieron pruebas para determinar si el ingrediente estaba presente en las aguas residuales de la industria láctea en este país y concluyeron que los análisis sugieren que los metales pesados pueden acumularse durante largos períodos en el suelo y luego transportarse al agua subterránea con presencia de EDTA.
    Sin embargo, también señalan que se requeriría más investigación para aclarar este asunto.
  • PEG-60 hydrogenated castor oil: deriva del aceite de ricino y cumple tres funciones principales: es un agente limpiador, emulsificante y es un agente solubizante. Es un ingrediente seguro de usar siempre que se utilice dentro de los límites permitidos pero hay algunos estudios que indican que se presentaron casos de irritaciones, supresión inmunológica, entre otros.
  • Pentylene Glycol: es un ingrediente usado en cosméticos por sus propiedades humectantes y como conservantes. Y no es considerado tóxico sin embargo algunos han reportado casos de dermatitis.
  • Phenoxyethanol: es un conservante muy común en productos cosméticos, son económicos y son el reemplazo que han encontrado muchas empresas cosméticas para evitar los parabenos.

    Sin embargo se cree que este ingrediente, conocido en español como fenoxietanol, puede ser irritante. Al tener las características claves para penetrar la barrera de la piel se tiene el temor de que pueda ser perjudicial.

    No hay registros o estudios que indiquen que sea tóxico pero sí es cierto que tanto en Japón como en la Unión Europea su uso se ha limitado a un máximo de 1%. Por otro lado, al tener una concentración baja muchas veces los fabricantes tienen que usar otros conservantes adicionales para que tenga efectividad y esto trae otros problemas (la gran mayoría de conservantes está ligado a casos de irritación en la piel, dermatitis y más).

  • Secale cereale seed extract: el extracto de semillas de centeno. Usado principalmente en cremas faciales y formulaciones antienvejecimiento.

Como vemos en el listado de esta fórmula, teniendo en cuenta que es una crema que indica que tiene 1.5% de ácido hialurónico en su formulación, suponemos que todo lo que viene después de «Sodium Hyaluronate» tiene una concentración menor.

En el caso de la clorfenesina incluso sabemos que solo puede tener una concentración hasta 0.32% por lo que la regla del 1% podríamos suponer que se empieza a aplicar desde allí, entonces el resto de ingredientes en el listado no tienen concentraciones mayores a 1%.

¿Por qué es esto importante? Porque por ejemplo muchas veces las empresas nos dicen que el producto tiene un alto contenido en cierto ingrediente pero si vemos en la etiqueta que aparece al final sabremos que es mentira. [ABAJO TE CUENTO UN POCO MÁS DE ESTO Y DEL NATURALWASHING].

DÓNDE INVESTIGAR LOS NOMBRES INCI

Te dejo unos links de páginas que puedes revisar si deseas investigar un nombre INCI:

Cosmeticinfo,org: esta página contiene información sobre la seguridad y la regulación de los productos cosméticos y de cuidado personal y sus ingredientes. Solo busca el nombre INCI que deseas o ingrésalo en el buscador.

CosIng: la base de datos de la Comisión Europea para obtener información sobre sustancias e ingredientes cosméticos.

Cosmetic Ingredient Review: organización formada por la asociación comercial de la industria, con el apoyo de la FDA y la Federación de Consumidores de América. La organización tiene un Panel de Expertos independientes que revisan ingredientes cosméticos y hacen estudios sobre estos.

COSMILE INCI database: nos da información sobre todos los ingredientes que se utilizan en los productos cosméticos en Europa.

NOTA: hay muchas herramientas y documentación online que podemos revisar pero te recomiendo siempre contrastar la información entre varias fuentes ya que pueden haber algunos errores u omisiones o, como muchos sospechan, la información que se muestra en algunas páginas podrían estar sesgadas ya que pueden ser organismos creados por empresas privadas.

Entonces lo que tenemos que hacer es revisar el listado de ingredientes de nuestro cosmético y revisar cada nombre en las páginas mencionadas. Además puedes buscar informes o estudios sobre dichos ingredientes en internet.

NATURALWASHING

Como comenté en los párrafos anteriores, muchas veces el marketing de muchas empresas nos hacen creer que el producto tiene un alto contenido de un ingrediente cuando no es cierto, y en muchas ocasiones es tan poca la concentración de dicho ingrediente en el producto que este no nos da los efectos esperados, pero suenan muy atractivos en la etiqueta (o incluso están presentes en formas que no dan beneficios a la piel).

Así como existe el greenwashing (prácticas engañosas de las empresas para hacernos creer que sus productos o marcas son más respetuosos con el medio ambiente) existe en la actualidad el naturalwashing, hacer creer a los consumidores de que su producto es más natural cuando en realidad no lo es.

En conclusión:

Considero que no hay que causar pánico respecto a los químicos sin un sustento pero también creo que el marketing de muchas empresas en la industria cosmética puede llevarnos a creer que son más sanas cuando no lo son.

Tampoco hay que pensar que los ingredientes más importantes deben aparecer al inicio, esto es porque todo tiene un máximo permitido. Puede ser que un ingrediente con una concentración de 2% sea más que suficiente y es el máximo que se puede usar en la formulación por lo que aparecerá casi al final de nuestra lista de ingredientes. Y eso no lo hace un mal producto.

Muchos productos contienen ingredientes que quizás prefieras evitar, ingredientes que pueden ser irritantes o incluso pueden ser dañinos, y la única forma de protegernos es leer al derecho y al revés las etiquetas.

Personalmente siempre trato de buscar marcas de cosmética natural porque sé que se trata de utilizar la mayor cantidad de insumos naturales y no nocivos y porque además suelen tener un compromiso ecológico (generan un menor impacto ambiental) y hasta compromiso social (comercio justo, compra a productores locales) y esto no siempre aplica a las marcas comerciales (grandes industrias) que generan mucha contaminación y su compromiso no suena tan sincero (recuerden, greenwashing)… pero ya es una decisión personal de cada consumidor 🙂

Así que investiga antes de comprar y elige el que mejor se ajuste a tus necesidades.

Espero que este artículo te haya sido útil 🙂 Si es así, puedes compartirlo para que más personas puedan aprender sobre la nomenclatura INCI y las etiquetas en sus cosméticos.